domingo, 31 de mayo de 2009

Un día antes del lunes de terapia

Siempre tengo la misma sensación, la de no querer ir. Siempre pasa en los días anteriores cuando recuerdo que falta poco para la próxima sesión. Este domingo es muy frío y acompaña la sensación. No me agrada ir, pero resulta necesario, por ahora pienso cumplirlo hasta donde pueda. En la semana pienso varias cosas para decirle a Mariela pero por alguna razón cuando entro al consultorio las olvido. Quizás, después de todo, no sean tan importantes. No entiendo bien la metodología del análisis, hablo sobre mis puntos conflictivos la terapeuta me escucha, me pregunta y me hace hablar. Ella puede sacar muchas conclusiones de las cuales no me entero realmente me gustaría saber que resultados hay después de cada sesión y tener un informe detallado de mis "patologías". Solo hablo, me escucha y a veces pregunta. No me estoy quejando, solo escribo lo que noto en el año y medio que llevo de terapia.

Palabras sueltas

No puedo asegurar que las frases publicadas en este post sean textualmente ciertas. Lo extraje de este blog me gusto así que lo publico.

La siguiente frase se asemeja a como pienso, cuando la leí me dije que lo pude haber escrito porque sintetiza parte de lo que veo desde hace mucho.

"Yo no creo ni en la hipocresía ni en los dogmas morales de la llamada sociedad civilizada. Solo me basta con mirar dentro de esta habitación, para conocerlos tal y como son: mentirosos, cobardes, asesinos, ladrones... y cada uno con su propia profesión legal. Son unos gusanos hipócritas, me ponen enfermo" Richard Ramírez

Para terminar dejo una frase que dejaron en un comentario del mismo blog.

W. H. Auden "El mal siempre es mediocre y siempre humano, comparte nuestra cama y come en nuestra mesa".

Nota: Estas frases las encontré cuando buscaba información sobre asesinos seriales. Creo que algunos asesinos cambiaron con el tiempo se fueron a lo legal, como hizo hitler con la búsqueda de la presidencia. Como hacen algunos presidentes con la vida de pueblos enteros.

jueves, 28 de mayo de 2009

Palabras de asesinos seriales II

Albert Fish

La señora Delia Budd recibió una carta que gracias a que no sabía leer la salvó de una terrible impresión. Edward Budd es quien le da lectura a la misma e inmediatamente corre a entregarla a la policía. La carta decía mas o menos lo siguiente. Dada su bárbara naturaleza varias veces fue censurada:

Querida Sra. Budd

En 1894 un amigo mío se embarcó como ayudante de cubierta en el vapor Tacoma siendo el capitán John Davis. Navegaron de San Francisco a Hong Kong en la China. Al llegar allá el y otros dos marineros desembarcaron y se fueron a emborrachar. Al regresar a puerto, el barco se había ido. En ese tiempo China padecía una hambruna, cualquier tipo de carne costaba de 1 a 3 dólares la libra. Tanto era el sufrimiento de los pobres que los niños menores de 12 años eran vendidos como comida con el propósito de que los demás no murieran de hambre. Un niño o niña menor de 14 años no estaba seguro en las calles. Uno podía ir a una tienda y pedir carne, costillas o bisteces y al mostrador era traída alguna parte desnuda del cuerpo de un niño para que uno eligiera lo que mas deseara. El trasero de niño o niña que es la parte más deliciosa del cuerpo era vendida como un corte fino a un precio alto. John permaneció en aquella tierra por mucho tiempo al grado de tomarle gusto a la carne humana. A su regreso a Nueva York se robó dos niños de 7 y 11 años. Los llevó a su casa donde los desnudo y amarro en un closet. Quemó todo lo que traían puesto. Varias veces durante los días y las noches los apaleo y torturó con el objetivo de que la carne les quedara buena y tierna. El primero en matar fue el niño de 11 años, puesto que tenía el trasero más grande de los dos, es decir tenía la mayor cantidad de carne. Cada parte de su cuerpo fue guisada y comida excepto la cabeza, los huesos y las vísceras. Todo el fue hervido, frito y guisado. El niño pequeño fue el siguiente y pasó por el mismo proceso. Por ese tiempo yo vivía en la 409 y la 100 muy cerca, por la parte derecha. Tan seguido me decía lo buena que era la carne humana que me hice a la idea de que debía probarla también. El domingo 3 de Junio de 1928 toqué a su puerta en la 406 oeste y la calle 15. Llevaba queso y fresas, tomamos el almuerzo. Grace se sentó en mi regazo y me besó. Me propuse comerla. Bajo el engaño de llevarla a una fiesta le pedí le diera permiso a lo que usted accedió. La conduje a una casa vacía que había elegido con anterioridad en Westchester. Cuando llegamos, le pedí que permaneciera afuera. Mientras ella recogía flores subí las escaleras y me quite todas mis ropas. Sabía que si no lo hacía de ese modo, podría mancharlas de sangre. Cuando todo estuvo listo fui a la ventana y la llamé. Me escondí en el closet hasta que estuvo en el cuarto. Al verme desnudo comenzó a llorar y trató de escapar por las escaleras. La sujeté y ella dijo que le diría su mama. Primero la desnudé ¡cómo pataleó, araño y me mordió! pero la asfixie hasta matarla. Luego la corté en pequeños pedazos para poder llevar la carne a mi lugar. Guise su rico y delicioso trasero. Me tardé 9 días en consumir todo su cuerpo. De haber querido hubiera tenido sexo con ella, pero no quise. Murió siendo virgen.

Fuente: http://www.asesinatoserial.net

miércoles, 27 de mayo de 2009

Palabras de asesinos seriales

Hace mucho leí sobre los asesinos seriales más "famosos" y como me gustaron sus palabras decidí que aparezcan en mi blog. No quiere decir que estoy de acuerdo solo me gusto saber como se expresaban, lo que decían.

David Richard Berkowitz (el hijo de Sam)

"Yo no quería hacerles daño. Solo quería matarlas..."

"Es cierto yo soy el asesino, pero Craig, todos los asesinatos fueron bajo tus ordenes..."

Atormentado por la soledad, en Noviembre de 1975 Berkowitz escribe la siguiente carta a su padre adoptivo quien vivía ya en Florida con Mary su nueva esposa:

"Esta muy frío y melancólico acá en Nueva York pero esta bien, el clima esta igual que mi humor -- melancólico. Papa, el mundo se vuelve oscuro ahora. Lo puedo sentir cada vez mas. La gente cada vez me odia mas. No podrías creer lo mucho que me detestan. Muchos de ellos quisieran matarme. Ni siquiera conozco a esa gente, pero de todos modos me odia. La mayoría son jóvenes. Cuando voy por las calles ellos me molestan y escupen. Las chicas me llaman feo y son las que mas me molestan. Los muchachos solo se ríen. Como sea, las cosas pronto habrán de mejorar..."

"Los demonios nunca paraban. No podía dormir. Y no tenía fuerzas para pelear. Apenas si podía manejar el auto. Regresando a casa del trabajo, una noche casi me mato en el carro. Necesitaba algo de sueño, pero los demonios no me daban un solo respiro..."

Aguantó tres meses en la casa de los Cassaras de quienes dijo eran demonios que lo habían engañado fingiendo en un principio ser seres humanos para después mostrar su verdadera faceta diabólica.

Ted Bundy

"...Nosotros los asesinos seriales somos sus hijos, somos sus esposos, estamos en todas partes.
Y habrá más de sus niños muertos mañana."

Andrei Romanovich Chikatilo, el destripador de Rostov

"Soy un error de la naturaleza, una bestia salvaje..."

H. H. Holmes, uno de los primeros asesinos en serie de Norteamérica

"Nací con el maligno como mi patron a un lado de la cama cuando vine al mundo y ha estado conmigo desde entonces..."

Robert Hansen, el depravado asesino serial que cazaba a sus víctimas como si fueran animales en el bosque

"Muy bien, eres una profesional, lo que hacemos no te excita en nada, sabes bien que existen riesgos en lo que haces. Que esto te sirva de experiencia, para que la próxima vez elijas bien a quien te ofreces. Si haces todo cuanto te ordeno, no saldrás lastimada..."

"No se podía violar a una prostituta ¿o si?..."


Fuente: http://www.asesinatoserial.net

martes, 26 de mayo de 2009

Destruido

Después del cambio de temperatura quede destruido, no sé si fue una mezcla de vapor del fijador al aguarrás, el cambio de temperatura, haber dormido muy mal y la medicación. Me siendo como un auto un poco frenado que hace fuerza para avanzar. Tengo las fosas nasales a la miseria. La casa quedo con un olor muy fuerte a fijador y eso que le puse un poco más de aguarrás, no estaba tan concentrado. Por suerte la casa esta quedando mejor aunque falta mucho recién van dos días. Creo que en dos semanas dejo todo listo para pintar. Por los horarios nos turnamos con mi viejo. Hoy me siento quemado.
Es increíble que cada vez que empiezo algo y lo termino siento el mismo vacío, ¿que podrá llenarlo? ¿El amor? No lo creo, quizás vivir solo en el campo. Lo veo todo tan difícil, no tengo idea de lo que es vivir en el campo y para eso necesito un buen presupuesto y averiguar mucho. Obtener experiencia, solo sé de gallinas, perros, gansos, conejos y algunas aves. Si, me falta mucho, no sé casi nada. No me molestaría cambiar todo, lo único que no me puede faltar es mi computadora e Internet. No sé, quizás necesite un cambio menos radical.

lunes, 25 de mayo de 2009

Lunes sin sesión

Al final el domingo por la noche me avisa mi hermano que en el hospital solo atiende la guardia. O sea que mi psicóloga no va, lo que me parece bien me ahorro de ir y de esperar mucho tiempo. Todavía sigue el calor pero seguro esta noche se va, el aire fresco es mucho mejor por lo menos para mi.
Hoy empecé una nueva meta que se superpone con las otras, es solo el comienzo, falta un par de meses para que lo termine. Es arreglarle la casa a mi vieja, las filtraciones (ya solucionadas) dejaron las paredes y el techo a la miseria. De a poco lo voy arreglando, si hago cuentas me ahorre más de 7000 dólares en todas las reparaciones que hice en mi vida. Que no son pocas, me gusta hacer de todo no quedarme sabiendo una profesión o seguir haciendo lo mismo. Me gusta la variedad mientras más cosas sepa hacer mejor, no solo por el hecho de ahorrar dinero sino por el hecho de disfrutar del fruto del trabajo propio en cualquier ámbito. Hasta en el blog, modifique el código fuente y las imágenes que lo conforman para hacer más grande el espacio de publicación. Todo delicadamente medido, me gusta es así de simple.

domingo, 24 de mayo de 2009

Domingo tranquilo, post variado

Otra vez escribo un día antes del turno con la psicóloga, no sé si ir esta vez, mañana es 25 de mayo o sea feriado. Creo que no van a atender pero como estoy tratando de respetar el tratamiento no voy a faltar ni una sesión, por lo menos mientras pueda. Quizás atiendan. No sé para que me pidieron el teléfono porque nunca, en el año y medio que voy, me llamaron ni siquiera para decirme que no iban el día del turno.
Que pesado se hace con la combinación de calor y humedad, prácticamente porque la humedad no deja que la transpiración disipe el calor corporal. Ni hablar cuando hay poca presión atmosférica, una tortura además no es normal la temperatura que hay estando a finales de mayo. Cada vez más calor por suerte según el servicio meteorológico (que casi nunca le atina) dice que hoy empieza a bajar la temperatura. Por lo menos que haya una temperatura acorde a la estación.
Los domingos por aquí son demasiado tranquilos, no hay ni cantar de pájaros la ciudad ya no me gusta.
Me suele ocurrir que cuando tengo una meta, cualquiera que requiera mucho trabajo, el mayor impedimento no es el trabajo en si sino como me siento antes de empezar. Me parece mucho y difícil, cuando pongo manos a la obra la situación cambia lo disfruto mucho pero cuando lo termino quedo vacío como si me faltara algo. Por eso no puedo valorar todo lo que hice hasta ahora (no fue mucho), termino y algo me falta es como si faltara una pieza del rompecabezas. Y como siempre el mayor impedimento son las sensaciones anteriores a empezar algo nuevo. Me paraliza por eso trato de no preocuparme sino ocuparme y no pensar en finalizar solo en transitar el camino (que es lo que cuenta) hacia la meta.

Nota: No tenía mucho que escribir hoy, solo otro post para aumentar el número mensual. No creo que haga más de 20 en un mes durante todo este año.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Vuelta a cantidad de publicaciones

Hace mucho que no publico tantos post en un mes, no recuerdo bien pero creo que hace más de un año. Me vino bien la baja de dosis, no estoy tan encarcelado de los efectos del medicamento y como tampoco estoy acelerado sentarme a escribir es muy relajante. Un verdadero placer.
Lamentablemente no tengo muchos temas para escribir después de mas de 270 publicaciones, quizás con el taller empiece a escribir técnicamente mejor pero como todo generalmente se tiene mejor concepto de lo que no se conoce. Quizás ese taller no es lo que pienso y cuando vaya por primera vez quede desilusionado por eso trato de no esperar mucho de las cosas y mucho menos de las personas.
Creo que una de las cosas de la vida que nunca me voy a cansar es de la tranquilidad que tiene la soledad. Una pequeñez que me gusta hacer es comer una palta bien madura despacio y en silencio, eso es como el paraíso para mi. Entiéndase silencio como ausencia de ruido, el ambiente natural es de los mejores sonidos que me gusta escuchar. El ruido de las hojas crujir (estamos en otoño) al pisarlas es hermoso, el cantar de los pájaros y el ruido del viento como me gusta por eso me gustaría mudarme al campo por el ambiente hermoso y la tranquilidad que tiene. Los ambientes grandes son hermosos, lamentablemente en la ciudad no hay muchos espacios verdes extensos. En donde vivo hay un hipódromo y en la zona aledaña hay un espacio natural muy bello aunque solo sea árboles y tierra pero tiene como un kilómetro de extensión. Lo malo es que pasea mucha gente con sus perros y como siempre dejan los excrementos por cualquier lado un verdadero asco quitando eso es muy bello. Me gustan los lugares fríos, irme al sur sería hermoso pero la gente es distinta temo no adaptarme, por lo pronto sigo ahorrando dinero espero gastarlo inteligentemente y vivir tranquilamente en donde quiera. Eso es simplemente lo que quiero, tranquilidad, naturaleza y seguridad.

martes, 19 de mayo de 2009

Pensamientos varios

No percibí a la psicóloga que me atiende con ganas de atenderme, me preguntó a qué hora venía, le conteste 15 minutos antes del horario del turno. Casi al final de la sesión me pregunta si nos vemos el lunes que viene, le dije que si, no hable mucho. Estoy haciendo un tratamiento y trato de respetarlo no puedo ir cada vez que se me antoja voy porque es un conjunto de psicóloga y psiquiatra. No me gusta como me siento con las medicación pero lo tolero. Creo que no tengo muchas opciones, el único taller que dan que me puede llegar a interesar es el de literatura ó taller de escritura no recuerdo bien. Mas que nada porque puede mejorar como escribo para el blog ya que tengo muchos errores gramaticales. La contra es la duración, me dijo una hora una vez por semana, me suena a poco.
Estoy un poco cansado de mi entorno, necesito aires nuevos y me cuesta el cambio. No sé porque tengo la necesidad de estar tranquilo en un lugar apartado. Por lo menos con poca población aunque no tengo suficiente experiencia en traslados. Me gustaría estar lejos de donde estoy pero no creo que haya un lugar más desarrollado en el país que en donde estoy ahora.
Ayer por la noche estuve bastante triste y pensaba estupideces, no tengo la vida que quiero y como estoy ahora no me resulta suficiente. Siento que si no crezco me muero además tengo bastantes adversidades como para vivir como quiero. Trato de no gastar porque el dinero se va rápido además necesito seguir ahorrando prácticamente no gasto en casi nada. Siento que me faltan un montón de cosas que estoy incompleto haga lo que haga es una sensación incomoda que se mantiene con el tiempo.
Estos últimos años se pasaron muy rápido, no percibo el tiempo como antes. Todo se pasa demasiado rápido menos cuando quiero que pase el tiempo ahí es todo en cámara lenta.
En fin, la vida sigue sin esperar a nadie.

Nota: Justamente ayer tuve una pesadilla en capítulos, me desperté como 10 veces y cuando me dormí continuó la misma pesadilla con los mismos seres. De terror!

lunes, 18 de mayo de 2009

Lunes de terapia

No tuve que esperar tanto, había mucha gente pero no tanta en salud mental. Hoy se hizo notar una mujer que lloraba desconsoladamente, la historia (supuestamente) es que se peleó con el novio y el novio se mato ahora la familia del novio la tiene amenazada. Que manera de llorar. Un hombre se quejaba porque tardaban mucho y se tenia que ir a trabajar y tardaba hablando y quejándose más tiempo que si lo hubiera aprovechado en hacer la tarjeta de admisión. Se fue muy enojado y solo espero 40 minutos. No es mucho.
Hable con la psiquiatra bastante tiempo es una mujer bella y calmada hablaba tranquilamente sobre los talleres que hay, por ahora le respondí que no iba a ir quizás después cambie de opinión. La psicóloga me atendió muy poco tiempo hablamos poco y también me nombro los talleres. Me preguntó si nos veíamos la semana que viene, le conteste afirmativamente. En esta sesión no hubo nada que fuera relevante.
Al finalizar me di una vuelta por el río, lamentablemente tiene ese color marrón tierra, sería hermoso que fuera cristalino aunque igual tiene su belleza. Están construyendo por la zona y quitándole espacio al río con tierra y piedras. Queda lindo por lo menos me gusta. Los cuidadores de perros pasan con sus mascotas y dejan "minado" la zona de materia fecal, uno tiene que ir caminando con cuidado. Eso habla de mucha gente "sucia" también de la cantidad de basura que están en las orillas del río.
Ya no me esta gustando Buenos Aires, por lo menos las zonas que recorro, la gente no es la misma de antes. Buenos Aires si bien sigue creciendo esta cada vez más fea (a mi gusto) me hace sentir extranjero en mi propia tierra. Si me va bien es posible que me vaya a otra provincia, algún pueblo ó al campo. Estoy solo, no tengo que rendirle cuentas a nadie.

Veremos que pasa en el futuro.

Nota: Hoy me regalaron una "ranita de la abundancia", es increíble como se le agrega valor a un adorno. "Trae abundancia".

domingo, 17 de mayo de 2009

Domingo frío y distante

Volvió el frío y se hace sentir. Ya me estoy cansando de ir al hospital, la espera, la cantidad de gente y todo para hablar "cinco minutos". La semana pasada parecía una broma, la psicóloga estaba disponible pero en la guardia y yo esperando en el sector de salud mental. Ella de un lado y yo del otro, así 2:30 hs. Este lunes tengo que ver también a la psiquiatra necesito las recetas solo me quedan un comprimido y medio justo para esta noche y todo el día de mañana. Creo que no voy a ir a ningún taller seguro están todos empezados y en un horario que no voy a poder ir. Me acuerdo cuando mi viejo me decía: "si queres podes" y yo pienso "si puedo quiero", no sé que pensaba ¿Qué soy biónico? Nunca pude hacer todo lo que quise sino todo lo que pude que es muy diferente.

sábado, 16 de mayo de 2009

Último fragmento del camino del encuentro

Porque los argentinos no sólo tenemos instalado el culto al orgasmo, sino que además hacemos de la cantidad de orgasmos la evaluación de la cantidad de placer obtenido.
Porque acá la cosa no es solamente si tuviste orgasmo. ¡Es cuántos!. Se supone que cuanto mas... ¡mejor!.
Entonces, en la mesa del café, los hombres nos reunimos y hablamos sobre sexo...

- No... porque yo, anoche... – dándose aires - ¡Tres!
- Yo me acuerdo la otra tarde... – dice el otro - ¡Cinco!
- Si es por eso, en un picnic... – dice el tercero – me eché ¡Catorce!.
- Que tarados que son – dice el muchacho que sabe -, la historia no es uno, se trata de cuántos le sacas a ella... Porque mi mujer conmigo, por ejemplo, menos de tres... nunca.
- ¡No! – dice el otro – si es por eso la mía, cuando yo uno ¡ella seis!
Y entonces, todos le preguntan al que guarda silencio.
- ¿Y la tuya pepe?
- No, no, no , la mía ... ¡es multiorgásmica!
¡Biónica! - piensa uno –
Y llega a casa fastidiado y acusándose: ¿¡Y yo que hago casado con un pedazo de bofe!?. Multiorgásmica!!!. ¡Que lo parió, soy un tarado!. ¿cómo no me avisaron antes para que yo supera elegir una de esas?. ¿Qué hay que hacer para conseguirlo?

¡Multiorgásmica!. Suena fantástico. Y empieza a aparecer artículos en las revistas para mujeres (editadas por hombres) sobre “Como llegar a ser en la cama lo que todo hombre desea”, el tantra del sexo en el matrimonio, los misterios del punto G y la dieta de la mujer insaciable.
Cuando pensamos la sexualidad desde el orgasmo todo es muy complicado. Primero que nada, porque de verdad no tiene esa importancia. Y segundo, porque se deriva en un tema puesto al servicio de una competencia entre los hombres que no tiene nada que ver con las mujeres con quienes estos hombres vienen de estar.
Cuando un hombre le pregunta a una mujer “cuántos”, no es por ella, es para contarlo en el café, es para registrarlo ahí, no tiene que ver con lo que está pasando sexualmente entre ellos.
Y cuando pregunta si terminaste o no terminaste, es porque hay una amenaza para el, que ha sido entrenado pensando que para ser un macho viril, probado y exacerbado, tiene, primero que haber tenido su correspondiente eyaculación y luego dejarla a ella “dada vuelta” (como todo amante que se precie). Y este es el culto a la inseguridad masculina y no al verdadero encuentro con la mujer. Ningún hombre va a estar fácilmente dispuesto a admitir que esto es así, por mucho que lo diga yo.
Y cuando algunos hombres que no volverán a leer mis libros se sientan agredidos por mis ideas, van a decir.
“¿Qué sabe ese gordo idiota? ¡Seguro que es puto!”
Está todo bien, y yo entiendo.
Lo que digo es amenazante para nuestro ego narcisista.

Nota: Se acabó, no hay más. A ver que publico después.

viernes, 15 de mayo de 2009

Fragmento del libro

Una vez, en un grupo terapéutico, una mujer que estaba muy afectada y muy dolida, en una situación personal muy complicada, hizo el ejercicio delante del grupo. Pensó mucho tiempo y dijo: ¿Qué recibí?. Y anotó: “Nada”. Y agregó: “Por lo tanto me faltó : Todo”.
Cuando hice la devolución, tuvo que darse cuenta que ella vivía en el mundo exigiendo “todo” a cambio de lo cual no daba “nada”.
Y por supuesto que lloraba todo el tiempo sus carencias y su soledad.
Y por supuesto que se quejaba de la injusticia de que nadie le quisiera dar lo que ella necesitaba.
Porque estaba puesta en este lugar: buscaba a alguien que le diera “todo” a cambio de “nada”.
La vida es una transacción: dar y recibir son dos caras de la misma moneda. Si la moneda tiene una sola cara, es falsa, cualquiera sea la cara que falte. Es de todas formas dramático que alguien no quiera recibir “nada” a cambio de darlo “todo”.

Había una vez, en las afueras de un pueblo, un árbol enorme y hermoso que generosamente vivía regalando a todos los que se acercaban el frescor de su sombra, el aroma de sus flores y el increíble canto de los pájaros que anidaban entre sus ramas.
El árbol era querido por todos en el pueblo, pero especialmente por los niños, que se trepaban por el tronco y se balanceaban entre las ramas con su complicidad complaciente.
Si bien el árbol tenía predilección por la compañía de los mas pequeños, había un niño entre ellos que era su preferido. Éste aparecía siempre al atardecer, cuando los otros se iban.
- Hola amiguito – decía el árbol, y con gran esfuerzo bajaba sus ramas al suelo para ayudar al niño en la trepada, permitiéndole además cortara algunos de sus brotes verdes para hacerse una corona de hojas aunque el desgarro le doliera un poco. El chico se balanceaba con ganas y le contaba al árbol las cosas que le pasaban en la casa.
Con el correr del tiempo, cuando el niño se volvió un adolescente, de un día para otro de visitar al árbol.
Años después, una tarde, el árbol lo ve caminando a lo lejos y lo llama con entusiasmo:
- Amigo... amigo... Vení, acercate... Cuánto hace que no venís... Trepate y charlemos.
- No tengo tiempo para esas estupideces –dice el muchacho.
- Pero disfrutábamos tanto juntos cuando eras chico...
- Antes no sabía que se necesitaba plata para vivir, ahora busco plata. ¿Tenés plata para darme?.
El árbol se entristeció un poco, pero se repuso enseguida.
- No tengo plata, pero tengo mis ramas llenas de frutos. Podés subir y llevarte algunos, venderlos y obtener la plata que querés...
- Buena idea – dijo el muchacho, y subió por la rama que el árbol le tendió para que se trepara cuando era chico.
Luego arrancó todos los frutos del árbol, incluidos los que todavía no estaban maduros. Llenó con ellos unas bolsas de arpillera y se fue al mercado. El árbol se sorprendió de que su amigo no le dijera ni gracias, pero dedujo que tendría urgencia por llegar antes que cerraran los compradores.
Pasaron casi diez años hasta que el árbol vio otra vez a su amigo. Era un adulto ahora.
- Que grande estás – le dijo emocionado -, vení subite como cuando eras chico, contame de vos.
- No entendés nada, como para trepar estoy yo... Lo que necesito es una casa. ¿Podrías acaso darme una?
El árbol pensó unos minutos.
- No, pero mis ramas son fuertes y elásticas. Podrías hacer una casa muy resistente con ellas.
El joven salió corriendo con la cara iluminada. Una hora mas tarde llegó con una sierra y empezó a cortar ramas, tanto secas como verdes. El árbol sintió el dolor, pero no se quejó. No quería que su amigo se sintiera culpable. Una por una, todas las ramas cayeron dejando el tronco pelado. El árbol guardó silencio hasta que terminó la poda y después vio al joven alejarse esperando inútilmente una mirada o gesto de gratitud que nunca sucedió.
Con el tronco desnudo, el árbol se fue secando. Era demasiado viejo para hacer crecer nuevamente ramas y hojas. Que lo alimentaran. Quizás por eso, cuando diez años después lo vio venir, solamente dijo.
- Hola. ¿Qué necesitás esta vez?
- Quiero viajar. Pero ¿qué podés hacer vos?. No tenés ramas ni frutos para vender.
- Qué importa, hijo –dijo el árbol -, podés cortar mi tronco, total yo no lo uso. Con él podrías hacer una canoa para recorrer el mundo.
- Buena idea – dijo el hombre.
Horas después volvió con un hacha y taló el árbol. Hizo su canoa y se fue. Del árbol quedó sólo el pequeño tocón al ras del suelo.
Dicen que el árbol aún espera el regreso de su amigo para que le cuente de su viaje.
Nunca se dio cuenta de que ya no volverá. El niño ha crecido y esos hombres no vuelven donde no hay nada para tomar. El árbol espera, vació aunque sabe que no tiene nada mas para dar.

Repito. Nuestros condicionamientos han hecho de nosotros estos que somos, pero seguimos pudiendo elegir.

Nota: Solo falta un último fragmento del libro el camino del encuentro.

jueves, 14 de mayo de 2009

Cita a cuento de Recuentos para Demian

La historia (un maravilloso cuento nacido en Oriente hace por lo menos 1500 años) cuenta, en resumen, de un rey poderoso y tiránico y de un sacerdote sabio y bondadoso. En el relato, el sabio sacerdote planea una trampa para el magistrado. Varios de sus discípulos se pelean para que el rey los condene a ser decapitados. El rey se sorprende de esta decisión suicida masiva y empieza a investigar hasta que “descubre” en las escrituras sagradas un texto que asegura que quien sea muerto a manos de un verdugo el primer día después de luna llena, renacerá y será inmortal. El rey, que lo único que teme es la muerte, decide pedirle a su verdugo que le corte la cabeza en la mañana del día señalado.

...Eso fue lo que sucedió y, por supuesto, por fin el pueblo se liberó del tirano. Los discípulos preguntaron:
- ¿Cómo pudo este hombre que oprimió a nuestro pueblo, astuto como un chacal, haberse creído algo tan infantil como la idea de seguir viviendo eternamente después que el verdugo cortara su cabeza?
Y el maestro contestó:
- Hay aquí algo para aprender... Nadie es mas vulnerable a creerse algo falso que aquel que desea que la mentira sea cierta.
¿Cómo no voy a entender que miles de personas vivan sus vidas en pareja o en compañía creyendo que son queridas por aquel que no las quiere o por el que no las quiso nunca?
Quiero, ambiciono y deseo tanto que me quieras, tengo tanta necesidad de que vos me quieras, que quizás pueda ver en cualquiera de tus actitudes una expresión de tu amor.
Tengo tantas ganas de creerme esa mentira (como el rey del cuento), que no me importa que sea evidente su falsedad.

Nota: A lo largo de la vida vi muchas situaciones de engaño a si mismo.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Se pasa la vida

Hoy es el cumpleaños de mi madre, es muy querida más que nada en el barrio y en la familia. Esta viejita, cada año la veo envejecer y eso me molesta, como se va apagando la vida de a poco, como cambia tan despacio que es casi imperceptible. Toda una vida de lucha, a veces noto que tiene una gran fortaleza y ojala hubiera heredado eso de ella. Es muy sociable, nada que ver conmigo somos tan distintos pero nos queremos mucho. No me puedo quejar ¿cómo me voy a quejar de alguien que hizo lo mejor que pudo? Y eso que tiene muchas limitaciones. Mientras iba creciendo iba notando los errores que tuvo conmigo que no son pocos pero esos errores fueron cometidos con las más nobles buenas intensiones. Para bien o para mal siempre esta, me visito en la internación y no se despegó, solo cuando se tenía que ir. Es muy apegada y me sobreprotegió mucho, lo que luego me generó problemas de lo que en parte estoy hablando con mi psicóloga. Hablando de psicóloga, extraño ver la carita de Delfina seguro ya habrá tenido a su hijito. Estaba contenta la última vez que la vi.
Por ahora va todo bien, nada que arruine la felicidad de mi vieja y espero que siga el día así.

Feliz cumpleaños vieja, que cumplas muchos más. Porque si te vas, se me va un pedazo de la vida.

martes, 12 de mayo de 2009

Porque sigo con adsense

Al principio cuando hice el blog quería probar los sistemas de publicidad online y uno serio me pareció el Adsense de Google. Pensé que en tres meses podría ganar algo para destinar a lo tecnológico y así invertir lo que provenga de publicidad. Realmente no esperaba mucho de eso y con el tiempo me di cuenta que cada clic dependiendo del enlace solo sumaba unos centavos de dólar, necesitaría millones de clic para poder ganar algo sustancial. Como mi blog no es "popular" ni trata de temas comerciales era de suponer que no llegaría, ni en dos años de publicidad contextual, a los dos dólares. La pregunta ¿para que seguir con la publicidad en el blog? La respondí cuando me di cuenta de todos los servicios gratuitos que me provee google, siento que no le retribuí nada y un medio de agradecimiento que tengo para con ellos es mantener la publicidad que seguramente nunca quisiera cobrar. Sea un dólar, cinco ó cincuenta. Para el blog me cedieron un espacio en sus servidores además de 1 GB para almacenar contenido y todo gratuito. Todo eso sin pagar nada, lo modifico y actualizo a gusto. ¿Que más podría pedir para tener una página personal para escribir y publicar lo que quiero?

lunes, 11 de mayo de 2009

Sesión del lunes

Bueno, esta vez me quise ir después de 1:45 hs de espera pero como la secretaria del sector dijo que al mediodía la psicóloga que me atiende pasaba por ahí, mi madre me dijo que esperáramos hasta esa hora. Agobiado de esperar, al mediodía aparece y cuando me ve me hace notar que se olvido que tenía que verme. Se disculpo en total 3 veces (¿se habrá sentido culpable?) me atendió normalmente y quedamos en que posiblemente vaya a algún taller en el hospital, me iba a averiguar los horarios y talleres que dan. No sé si lo voy a empezar pero voy a seguir cumpliendo con el tratamiento.
Había mucha gente y realmente me cansó la espera, ser feliz es trabajoso.

Cuando me atiende hace que valga la pena esperar.

domingo, 10 de mayo de 2009

Mi experiencia sobre el overclocking PCI, AGP

Solo hice un aumento de bus, subí 1 MHz el bus PCI del cual paso de 33 a 34 MHz y el bus AGP de 66 a 68 MHz. El resultado que obtuve no fue de un rendimiento superior solo un aumento en las pruebas 3D complejas del programa Performance Test 7 aunque bajo el rendimiento en 3D simple. No pude testear el rendimiento de la placa de sonido aunque no necesita de suba de frecuencia para funcionar más. Tengo una vieja Sound Blaster Live X-Gamer que anda de maravillas. Tuve algunos problemas con el contraste del monitor, lo relacione con la suba de frecuencia AGP y ahora con la vuelta a las velocidades de fabrica el monitor no hace titilar el brillo. Solo pasa en medio segundo. Eso más que el cambio de rendimiento no es perceptible al uso diario, me llevo a volver la frecuencia del bus PCI y AGP al de fabrica.

Instale el programa Performance Test 7 porque me permitía comparar la capacidad de diferentes computadoras con la de mi PC actual. En algunos aspectos del procesador core 2 quad 8200 (posiblemente la que comprare) tiene un 1012% más rendimiento que mi vieja Pentium III. Tenía pensado regalar mi vieja PC a un amigo cuando haga el cambio pero la voy a usar hasta que no dé más. Suelo cambiar de opinión varias veces así que no sé que va a pasar cuando la PC me exija un cambio. No me gustaría tenerla archivada sin usar.

Hace mucho que no pongo un video en el blog así que voy a poner una canción de Aerosmith que estuve escuchando mientras estaba escribiendo este post.
Aerosmith - What It Takes
En vivo en japón


Nota: La letra traducida aquí.

sábado, 9 de mayo de 2009

Amor y sexo

En primer lugar, hace falta desmitificar algunas creencias que hemos heredado sobre nuestra sexualidad.
La primera es que el sexo saludable, pleno, disfrutable, inconmensurable y no se cuántos “-ables” mas, y que tiene que venir por fuerza ligado al amor.
Es una idea interesante, falsa pero interesante.
Tanto ligamos el sexo al amor que hablamos de “hacer el amor” como si fuera sinónimo de encuentro sexual. Y la verdad es que no son sinónimos.

El sexo es una cosa y el amor es otra.

Si bien es cierto que pueden venir juntos, a veces no es así.
No necesariamente la sexualidad viene con el amor.
No necesariamente el amor conlleva sexualidad.
Así como alguna vez dije que el amor tenía que ver con el sentimiento puro y no hacía falta incluir el deseo sexual, digo en esta oportunidad que el sexo no necesita incluir al amor para ser verdadero.

Uno puede elegir incluirlo.
Uno puede decidir que ésta es su manera de vivir el sexo y el amor, y es una decisión personal. Pero no es una decisión genérica, válida para todos.
Amor y sexo son dos cosas tan independientes como un saco y un pantalón. Uno pude ponerse las dos cosas juntas, y si combinan, quizás hagan un traje, y puede ser lindo verlos juntos. Pero uno puede usar un jean con una camisa, un pantalón negro con una pollera verde, y esta combinación puede quedar bien o mal pero siguen siendo dos cosas diferentes.

Nota: Si bien es así son muchas las veces que vi confundir un termino con el otro. Ya termine el libro del cual cito el fragmento publicado. El camino del encuentro, y con este termine de leer los cuatro caminos: el del encuentro, el de las lagrimas, el de la felicidad y el de la autodependencia. Fue un tremendo placer disfrutar de su lectura y recomiendo leerlos. Para quién no lo sepa el autor es Jorge Bucay.

jueves, 7 de mayo de 2009

Cuento del labrador y su testamento (del libro...)

Cuando hablo de amores y competencia entre hermanos, afortunadamente, no puedo dejar de acordarme del cuento del labrador y su testamento.

Cuentan que el viejo Nicasio se asustó tanto con su primer dolor en el pecho que mandó a llamar al notario para dictarle un testamento.
El viejo siempre había conservado el mal gusto que le dejó la horrible situación sucedida entre sus hermanos a la muerte de sus padres. Se había prometido que nunca permitiría que esto pasara entre Fermín y Santiago, sus dos hijos. Dejó por escrito que a su muerte un agrimensor viniera hasta el campo y lo midiera al milímetro.
Una vez hecho el registro debía dividir el campo en dos parcelas exactamente iguales y entregar la mitad del lado este a Fermín, que ya vivía en una pequeña casita en la mitad con su esposa y sus dos hijos, y la otra mitad a Santiago, que a pesar de ser soltero pasaba algunas noches en la casa vieja que estaba en la mitad oeste del campo. La familia había vivido toda su existencia del labrado de ese terreno, así que no dudaba que esto debía dejarles los suficiente como para tener siempre que comer.
Pocas semanas después de firmar este documento y contarles a sus hijos su decisión, una noche Nicasio se murió.
Como estaba establecido, el agrimensor hizo el trabajo de medición y dividió el terreno en dos partes iguales clavando dos estacas a cada lado del terreno y tendiendo una cuerda entre ella.
Siete días habían pasado cuando Fermín, el mayor de los hijos del finado, entró en la iglesia y pidió hablar con el sacerdote, un viejo sabio y bondadoso que lo conocía desde que lo había bautizado.
- Padre – dijo el mayor de los hermanos -, vengo lleno de congoja y arrepentimiento, creo que por corregir un error estoy cometiendo otro.
- ¿De que se trata? – preguntó el párroco.
- Le diré, padre. Antes de morir el viejo, el estableció que el terreno se dividiera en partes iguales. Y la verdad, padre, es que me pareció injusto. Yo tengo esposa y dos hijos y mi hermano vive solo en la casa de la colina. No quise discutir con nadie cuando me enteré, pero la noche de su muerte me levanté y corrí las estacas hasta donde debían estar... Y aquí viene la situación. Padre. A la mañana siguiente, la soga y las estacas habían vuelto a su lugar. Pensé que había imaginado el episodio, así que a la noche siguiente repetí el intento y a la mañana otra vez la cuerda estaba en su lugar. Hice lo mismo cada noche desde entonces y siempre con el mismo resultado. Y ahora padre, pienso que quizás mi padre esté enojado conmigo por vulnerar su decisión y su alma no pueda ir al cielo por mi culpa. ¿Puede ser que el espíritu de mi padre no se eleve por esto, padre?.
El viejo cura lo miró por encima de sus anteojos y le dijo:
- ¿Sabe ya tu hermano de esto?
- No, padre – contestó el muchacho.
- Andá decile que venga que quiero hablar con él.
- Pero padrecito... mi viejo...
- Después vamos a hablar de eso, ahora tráeme a tu hermano.
Santiago entró en el pequeño despacho y se sentó frente al cura, que no perdió tiempo:
- Decime... ¿Vos no estuviste de acuerdo con la decisión de tu padre sobre la división del terreno en partes iguales, verdad?.
- El muchacho no entendía muy bien como el sacerdote sabía de sus sentimientos – y a pesar de no estar de acuerdo no dijiste nada ¿no es cierto?.
- Para no enojar a papá – argumentó el joven.
- Y para no enojarlo te viniste levantando todas las noches para hacer justicia con tu propia mano, corriendo las estacas, ¿no es así?.
El muchacho asintió con la cabeza entre sorprendido y avergonzado.
- Tu hermano está ahí afuera, decile que pase –ordenó el cura.

Unos minutos después los dos hermanos estaban sentados frente al sacerdote mirando silenciosamente el piso.
- ¡Qué vergüenza!... Su padre debe estar llorando desconsolado por ustedes. Yo los bauticé, yo les di la primera comunión, yo te casé a vos Fermín, y bauticé a tus hijos mientras que vos, Santiago les sostenías las cabecitas en el altar. Ustedes en su necedad han creído que su padre regresaba de la muerte a imponer su decisión, pero no es así. Su padre se ha ganado el cielo sin lugar a dudas y allí estará para siempre. No es esa la razón del misterio. Ustedes dos son hermanos, y como muchos hermanos, son iguales. Así fue como cada uno por su lado, guiado por el mezquino impulso de sus intereses, se ha levantado cada noche desde la muerte de su padre a correr las estacas. Claro, a la mañana las estacas aparecían en el mismo lugar. Claro ¡si el otro las había cambiado en sentido contrario!.
Los dos hermanos levantaron la cabeza y se encontraron en las miradas.
- ¿De verdad Fermín que vos...?
- Si, Santiago, pero nunca pensé que vos... Yo creí que era el viejo enojado...
El mas joven se rió y contagió a su hermano.
- Te quiero mucho, hermanito – dijo Fermín emocionado.
- Yo te quiero a vos – contestó Santiago poniéndose de pie para abrazar a Fermín.
El cura estaba rojo de furia.
- ¿Qué significa esto?. Ustedes no entienden nada. Pecadores, blasfemos. Cada uno de ustedes alimentaba su propia ambición y encima se felicitan por la coincidencia. Esto es muy grave...
- Tranquilo padrecito... El que no entiende nada, con todo respeto, es usted – dijo Fermín -. Todas las noches yo pensaba que no era justo que yo, que vivo con mi esposa y mis hijos, recibiera igual terreno que mi hermano. Algún día, me dije, cuando seamos mayores, ellos se van a hacer cargo de la familia, en cambio Santiago está solo, y pensé que era justo que el tuviera un poco mas, porque lo iba a necesitar mas que yo. Y me levanté cada noche a correr las estacas hacia mi lado para agrandar el terreno de el...
- Y yo... – dijo Santiago con una gran sonrisa -. ¿Para que necesitaba yo tanto terreno?. Pensé que no era justo que viviendo solo recibiera la misma parcela que Fermín que tiene que alimentar cuatro bocas. Y entonces, como no había querido discutir con papá en vida, me levanté cada una de estas noches para correr las estacas y agrandar el campo de mi hermano..

Nota: Del libro El camino del encuentro. Si me gustan publico más cuentos de este tipo.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Narciso

Narciso era un joven muchacho, tan hermoso que hasta las deidades del Olimpo celaban su belleza. Un día, mientras tomaba agua en un estanque, Cupido fue mandado por los dioses para herirlo con una de sus flechas. Así fue como Narciso se enamoró de su propia imagen, tanto, que ninguna otra persona volvió a parecerle atractiva, aunque todas seguían enamorándose de el. Ese era el resultado deseado por los dioses, el sufrimiento infinito de verse privado del placer de amar.
Eco, por su parte, también había sido víctima de un conjuro, la esposa de Zeus le había quitado el don del habla.
Afrodita, la diosa del amor y de la belleza, se había compadecido de Eco y no pudiendo deshacer el hechizo anterior, lo atenúo permitiéndole hablar pero sólo repetir lo que otros le dijeran.
Cuenta la leyenda que un día Narciso caminaba por la orilla de un río, triste como siempre, sufriendo su pena, y desde detrás de un matorral Eco lo espiaba. Como todos los que se cruzaban con Narciso, también Eco se enamoró del joven pero no se animó a salir a su paso dado que nada podría decirle salvo que él le hablara primero. Dolorida por su condena, Eco lloró.
- ¿Quién está allí? – preguntó Narciso al escuchar el llanto.
- ¿Quién está allí? – contestó Eco.
- Soy yo, Narciso. ¿Y tú quién eres?
- Soy yo – repitió Eco.
- Sal a la luz, quiero verte – dijo el joven.
- Quiero verte – dijo Eco.
- Ven aquí entonces – comandó Narciso.
- Ven aquí – repitió Eco -, ven aquí.
Narciso temió una nueva trampa de los dioses y no se atrevió a internarse en la espesura.
- ¿Tu no entiendes que necesito amar a alguien? – preguntó Narciso.
- Tú no entiendes – contestó Eco llorando.
- Si no sales ya mismo... – exigió Narciso - ...vete y adiós.
- Adiós – repitió Eco -, adiós... adiós...
El bello joven se dio cuenta de que el amor por fin llegaba a su corazón. Quizás porque al no ver a su amada no había tenido una imagen con quien compararla, quizás porque su voz solo le devolvía sus propias palabras... lo cierto es que sin razones para el, Narciso finalmente se había enamorado.
- Vuelve por favor – gritó -. Yo te amo.
Pero era tarde... la doncella ya no podía escucharlo.
Narciso se sentó junto al río y lloró.
Lloró como nunca había llorado, toda esa tarde y también toda esa noche. Tanto lloró Narciso que por la mañana, al salir el sol, su cuerpo se había secado y el joven amaneció transformado en una flor: el narciso, que desde entonces crece en las orillas de los ríos reclinado sobre el agua como llorando sobre su imagen reflejada.
Lo que Narciso recibía de Eco era el reflejo de su propia palabra, pero como estaba enamorado de su imagen, no tenía mas remedio que enamorarse de su propia palabra, que era lo único que Eco podría decir.
En el mito, el espejo no es sólo de imagen, también de palabra.

El mundo externo es una percepción, una abstracción. Yo tengo un registro interno del afuera. Por eso tengo que tratar de entender que el mundo del otro no es el mío, que no hay un mundo que podamos compartir. Podemos hacer un espacio común y transitar por el. El mundo externo es el estímulo y el mundo interno es la percepción, pero yo no tengo trato con el mundo externo.
Por ejemplo, yo te veo, para mi, vos sos como yo te veo. Ahora, ¿cómo sos vos?. Que sé yo, cómo podría saberlo. Lo único que yo sé de vos es como yo te veo. Del mismo modo, lo que vos sabes de mi es lo que vos ves, no lo que yo soy. Es decir, no hay un mundo externo sobre el cual se pueda referenciar. La mirada de las cosas tiene una cuota de relatividad tan grande que las cosas se interpretan dependiendo de cómo se vean.

Nota: Mientras leo el camino del encuentro voy a ir publicando fragmentos, espero no sean demasiados.

martes, 5 de mayo de 2009

Razonamiento compartido

Leyendo un nuevo libro me vengo a encontrar con unas palabras que representan parte de mi manera de ser:


Sade (1740-1814), se preguntaba: ¿Por qué dejar que mis intereses personales y mis propias inclinaciones estén liberados a lo que la sociedad me permite o no me permite?. ¿Por qué no sentirme a mi mismo libre de salir a procurarme aquello que me gusta?. ¿Por qué tengo que condicionar mi placer al permiso del otro. ¿Quién es el otro para decirme que puedo tener o que no puedo tener?. ¿Por qué no ser realmente como digo que soy y juntarme solamente con aquellos que comparten conmigo mi propia manera de encontrar las cosas que necesito, para juntarnos a disfrutar de ellas sin depender de la aprobación de los otros?.

Según Sade, si yo soy esencialmente libre y esencialmente humano, no tengo que depender del permiso del otro. Soy un adulto, y por lo tanto yo mismo soy el que tiene que decidir que está bien y que está mal para mi y, a partir de ahí, salir a buscarlo.

Nota: Me pregunto lo mismo desde hace años. Es solo un fragmento del libro El Camino Del Encuentro de Jorge Bucay. Este es el último que me falta para terminar de leer los "cuatro caminos". Me gustan sus libros, lo disfruto mucho.
La imagen me gusto no tiene mucho que ver con el post.

lunes, 4 de mayo de 2009

Con poco contento y sesión de la semana

Es así, con el tiempo me doy cuenta que necesito poco para estar contento. Un buen mensaje de texto en el celular, configurar mi vieja PC para que tenga un rendimiento mayor haciéndole un overclock, terminar de leer un libro que me guste, jugar una partida de ajedrez, volver a casa sin sufrir robos o agresiones, ver una mujer hermosa caminar al ritmo de sus caderas, escribir para el blog, escuchar música, trabajar tranquilo, ver a la gente que quiero estar bien o simplemente ver un partido de fútbol. Tan simple como eso.

En el hospital

La sesión de hoy fue muy corta, la espera fue larga. El turno era a las diez, llegue nueve y media. Me atendió once menos diez. Había una gordita antes ó por lo menos la atendió antes que a mi con la cual se quedo hablando más de treinta minutos. No tengo idea de lo que hablaron solo vi el rostro satisfecho de la gordita al salir. Al ratito entre al consultorio, solo me pregunto de la semana y como estaba. Fue una charla corta y la note bastante ocupada así que cuando me dijo hasta el lunes que viene la salude sin querer estirar el dialogo y me fui. Estoy haciendo un tratamiento que es largo o sea medicación y sesiones por mucho tiempo, por lo menos me bajaron la medicación (hace varias semanas) y casi no se siente el resto es ir y cumplir. No tengo mucho que decirle en las sesiones quizás mi psiquis sea más simple de lo normal y no necesite un análisis demasiado profundo.
Tengo suerte de que puedo ir los lunes, en otros días de la semana se me complica ir. En fin, puedo decir que me va bien.

domingo, 3 de mayo de 2009

Del Libro "El Camino De La Felicidad"

Hace muchos años, en mi libro Recuentos para Demian, me permití recrear una historia que siempre me ha impactado mucho, la historia de Eliahu.

En un oasis escondido entre los mas lejanos paisajes del desierto, se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, al lado de unas palmeras datileras.
Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis para que sus camellos abrevaran y vio a Eliahu sudando mientras parecía escarbar en la arena.
-¿Qué tal, anciano? La paz sea contigo.
-Contigo --Contestó Eliahu sin dejar su tarea.
-¿Qué haces aquí, con este calor y esa pala en las manos?
-Estoy sembrando --Contestó el viejo.
-¿Qué siembras aquí, bajo este sol terrible?
-Dátiles --respondió Eliahu mientras señalaba el palmar a su alrededor.
-¡Dátiles! --repitió el recién llegado, y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez del mundo con comprensión. El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo.
Ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de anís que traigo conmigo.
-No, debo terminar la siembra. Luego, si quieres, beberemos...
-Dime, amigo. ¿Cuántos años tienes?
-No sé... Sesenta, setenta, ochenta... No sé... Lo he olvidado. Pero eso, ¿Qué importa?
-Mira, amigo. La datileras tardan más de cincuenta años en crecer, y recién cuando se convierten en adultas están en condiciones de dar frutos. Yo no te estoy deseando el mal, y lo sabes. Ojala vivas hasta los ciento un años; pero tú sabes que difícilmente podrás llegar a cosechar algo de lo que hoy estás sembrando. Deja eso y ven conmigo.
Mira, Hakim, yo he comido los dátiles que sembró otro, alguien que no pensó en comerlos. Siembro hoy para que otros puedan comer mañana los dátiles que estoy plantando... Aunque sólo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pera terminar mi tarea.
-Me has dado una gran lección, Eliahu. Déjame que te pague esta enseñanza que hoy me has dado de la única manera que puedo --y diciendo esto, Hakim puso en la mano del viejo una bolsa de cuero llena de monedas.
-Te agradezco tus monedas, amigo.
Eliahu se arrodilló y tiró las semillas en los agujeros que había hecho mientras decía:
-Los caminos de Alá son misteriosos... Ya ves, tú me pronosticabas que no legaría a cosechar lo que sembrara. Parecía cierto y, sin embargo, fíjate lo que sucedió, todavía no he acabado de sembrar y ya he cosechado una bolsa de monedas, la gratitud y la alegría de un amigo.

Nota: Y para terminar una frase que me gusto.

Uno se siente inclinado a pensar que
la pretensión de que el hombre sea "feliz"
no está incluida en el plan de la Creación.
Sigmund Freud

viernes, 1 de mayo de 2009

La regla del oso idiota

Es hora de explicar la regla del oso idiota
¿Por dónde se empieza?
En primer lugar, la o del oso señala:
¿Usted quiere algo?

OBTÉNGALO

Obtenga lo que usted quiere.
¡Vaya por eso! ¿Qué es lo que busca?
"El amor de esa mujer... Esta casa... Ese trabajo..."
¡Vaya y obténgalo!
¡Haga todo lo que pueda para obtenerlo!
Juéguese la vida, corra un riesgo, comprométase con su deseo
Muy bien...
Pero uno puede darse cuenta de que es imposible obtener lo que quiere.
Y esto es muy cierto.
¿Qué dice la regla en segundo lugar?
¿No puede obtener lo que quiere?

SUSTITÚYALO

La regla del oso dice: ¿No lo puedo Obtener?
¡Sustitúyalo!
¡Sustitúyalo por otra casa!
"Esta mujer no me quiere..."
"Esta otra tampoco me quiere..."
¡Busque un marinero! ¡Cómprese un perro!
"¡Ah... No! ¡Imposible sustituirlo! Porque como esta mujer no hay..."
¿qué nos dice la regla en tercera instancia?

OLVÍDELO

¿No puede obtener lo que quiere?
Muy bien.
¿No lo puede sustituir?
Muy bien:
¡Olvídelo!
"Ah no... "Imposible"
"Cómo "Imposible"? Obtener no... Sustituir no...
¡Olvídelo!
"No, doctor, ¡imposible olvidarlo!"
Ahhh... Si no lo puede Obtener, no consigue Sustituirlo y no quiere Olvidarlo...
La regla dice que usted... ¡es un idiota!
Alguien podría decir:
"Bueno, yo no puedo decidir qué puedo olvidar."
Quizá NO.
Pero con toda seguridad lo que puede es decidir No olvidar y quedarse pegado a lo que cree imposible. Y eso es lo idiota de nuestra neurosis.

Bucay, Jorge
(Del Libro "EL Camino De La Felicidad")

Nota: Hoy termine de leer el libro del cual tome el fragmento publicado. Me gusto esta regla y disfrute mucho leyéndolo, claramente lo recomiendo.