lunes, 29 de junio de 2009

Lunes sin terapia, medica nueva

La semana pasada me aviso Mariela que no iba a venir así que me salvé de la terapia por esta semana. Hace 21 días mi anterior medica (Florencia, en su sello no dice psiquiatra) me dijo que no me iba a poder atender más porque la pasan a otra sección del hospital así que pasó sus pacientes a Clara, la cual me iba a atender. Florencia me dio el turno, hasta ahí lo que pasó hace 21 días. Hoy tenía que ver a Clara, espere más de una hora y no llegaba. Por suerte llega apurada y me llama, me sorprendo al saber que ella no fue avisada del turno y que me tenía que atender rápido. La próxima hablamos mejor, me dio las recetas y un turno nuevo para dentro de 27 días. Hablamos poco y rápido en lo particular solo necesitaba las recetas y el turno nuevo por lo menos hoy. No sé como va a seguir el tratamiento según me pareció Clara puede quitarme la medicación, voy a tratar de no ilusionarme.

Nota: Para terminar dejo una linda imagen con un buen mensaje.

miércoles, 24 de junio de 2009

Sin amor

Me parece que ya paso mucho tiempo desde mi última novia oficial. Quizás sea este día frío y distante que me hace sentir que tengo una gran ausencia en mi vida, algo que estoy omitiendo y que me falta. Me senté a pensar un poco y sentí que carezco de un montón de cosas, algunas superfluas y otras muy necesarias. Vivir sin compañía femenina es horrible, me remonto a la Biblia en su frase: "No es bueno que el hombre este solo". Hablo de estar en pareja, hablo de esa persona que esta pensando durante el día en ti y que espera tener noticias tuyas todos los días. Que te extrañe y cuide tus sentimientos. De sentir ese perfume de mujer cerca. La que dice sinceramente que te ama y arma un proyecto serio en común para estar juntos. La que se ilusiona con cada proyecto y se emociona con tus palabras, con tus besos o con una mirada.
Es una pena que todavía no haya encontrado a alguien así para mi, quizás por falta de búsqueda quizás por haber dejado pasar muchas oportunidades. Quizás todavía no es el momento y es que cualquiera no me da lo mismo, si las piezas no encajan por más que intente no va a existir esa "magia" que une a las personas. Lamentablemente el amor no es algo que se compra.

Creo que me esta faltando una compañera...

Nota: Lo escribí ayer, fue uno de esos días en donde necesitaba ese tipo de compañía.

martes, 23 de junio de 2009

Fragmento II de "Tus Zonas Erróneas" (W.W.Dyer)

LA FELICIDAD Y TU PROPIO C.I.
(Coeficiente de Inteligencia)

El hacerte cargo de ti mismo significa dejar a un lado ciertos mitos muy generalizados. A la cabeza de la lista está la noción de que la inteligencia se mide por la capacidad de resolver problemas complejos; de escribir, leer y computar a ciertos niveles; y de resolver rápidamente ecuaciones abstractas. Esta visión de la inteligencia postula la educación formal y el conocimiento académico o la cultura como la verdadera medida de la realización personal. Fomenta una especie de esnobismo intelectual que ha obtenido consigo unos resultados muy desmoralizadores. Hemos llegado a creer que una persona es "inteligente" si tiene una serie de títulos académicos, o una gran capacidad dentro de alguna disciplina escolástica (matemáticas, ciencias), un enorme vocabulario, una gran memoria para recordar datos superfluos, o si es gran lector. Sin embargo los hospitales psiquiátricos están atiborrados de pacientes que tienen todas las credenciales debidamente presentadas –como de muchos que no las tienen-. El verdadero barómetro de la inteligencia es una vida feliz y efectiva vivida cada día y en cada momento de cada día.

Si eres feliz, si vives cada momento, aprovechando al máximo sus posibilidades, entonces eres una persona inteligente. La capacidad de resolver problemas es un aditamento útil a tu felicidad, pero si tú sabes que a pesar de tu falta de habilidad para resolver cierto tipo de cosas puedes elegir lo que te haga feliz, o que, por lo menos, puedes evitar lo que te hará infeliz, entonces se podrá decir que eres inteligente. Eres inteligente porque tienes el arma más eficaz para combatir el C. N. Sí: el (Colapso Nervioso.)

Te llamará quizá la atención que te diga que no existe eso que llamamos Colapso o Depresión Nerviosa. Los nervios no colapsan. Abre a alguien y busca sus nervios rotos. No aparecerán. Las personas "inteligentes" no tienen C. N. porque están en control de sí mismas. Ellas saben cómo elegir la felicidad en vez de la depresión, porque saben enfrentarse con los }problemas} que hay en sus
vidas. Nótese que no dije }resolver} los problemas. En vez de medir su inteligencia por su capacidad para }resolver} problemas esta gente la mide por su capacidad de seguir siendo igualmente felices y valiosos, se solucione o no el problema.

Puedes empezar a considerarte realmente inteligente en base a cómo escojas sentirte al enfrentarte con circunstancias difíciles. Las dificultades de la vida son muy parecidas para todos. Todos los que están con otros seres humanos en cualquier contexto social tienen las mismas dificultades. Los desacuerdos, las componendas, los conflictos son partes de lo que significa ser un ser humano. Igualmente, el dinero, la vejez, las enfermedades, la muerte, los desastres naturales y los accidentes son acontecimientos que presentan problemas a todos los seres humanos. Pero mientras algunas personas logran evitar el desaliento que inmoviliza y la infelicidad al enfrentarse con estos hechos, hay otros que se desploman, quedan inertes o sufren un Colapso Nervioso. Los seres humanos que reconocen los problemas como algo que es parte de la condición humana y no miden la felicidad por la ausencia de problemas, ésos son los seres humanos más inteligentes que conocemos; también los más raros y difíciles de encontrar.

Aprender a hacerte totalmente cargo de ti mismo implicará un proceso mental completamente nuevo, y que puede resultar difícil porque son demasiadas las fuerzas que en nuestra sociedad conspiran contra la responsabilidad individual. Debes confiar en tu capacidad de sentir emocionalmente lo que elijas sentir en cualquier momento dado de tu vida. Éste es un concepto radical. Probablemente tú has crecido creyendo que no puedes controlar tus propias emociones; que la ira, el miedo y el odio, al igual que el amor, el éxtasis y la alegría son cosas que te pasan. Un individuo no controla estas cosas: las acepta. Cuando sucede algún acontecimiento penoso, uno naturalmente siente pena, y espera que muy pronto sucederá algo bueno y alegre para poderse sentir bien.

lunes, 22 de junio de 2009

Terapia del Lunes

Bueno otra vez terapia, esta vez tenía que ir al mediodía (horario del turno). Fui y espere una hora y media pero no aparecía Mariela. Recordé que me dijo que si no estaba en el sector en donde frecuentemente me atendía iba a estar en un consultorio y lamentablemente me equivoque de consultorio. Por suerte me avisaron en el consultorio que atendía a esa hora y ahí estaba. Me atendió y luego me pregunta si había escrito algo durante la semana, le estregué el papel y hablamos bastante sobre los temas. Dudo si me creyó en la parte de los sueños pero le dije la verdad soñé esas cosas y muchas veces los sueños son demasiado fantasiosos por lo menos los míos por la razón de que muchas veces no se aplican las leyes físicas y naturales de los acontecimientos. En fin, solo sueños.
En la tarde me quede un poco arrepentido de lo que le dije, a veces pienso que me va a sacar a patadas o que no le gusta pero no se queja solo escucha y pregunta.
No sé hasta cuando voy a seguir yendo pero sigo tratando de cumplir hasta donde pueda.

domingo, 21 de junio de 2009

Fragmento de "Tus Zonas Erróneas" (W.W.Dyer)

No tenía en mente algo para publicar, empecé a revisar algunos de mis libros y recordé que hay un libro muy bello que en algún momento leí y nombre en el blog. Prácticamente quería publicar algunos fragmentos que me parecieron interesantes. Espero que lo disfruten tanto como lo hice al leerlo.

HACIÉNDOTE CARGO DE TI MISMO

La esencia de la grandeza radica en la capacidad de optar por la propia realización personal en circunstancias en que otras personas optan por la locura.

Mira por encima de tu hombro. Te darás cuenta de que tienes a tu lado un compañero que te acompaña constantemente. A falta de un nombre mejor llámalo (Tu-Propia-muerte.) Puedes tener miedo a este visitante o usarlo en tu propio beneficio. De ti depende la elección.

Siendo la muerte una propuesta tan eterna y la vida tan increíblemente breve, pregúntate a ti mismo: "¿Debo evitar hacer las cosas que realmente quiero hacer?", "¿Viviré mi vida como los demás quieren que la viva?". Lo más probable es que tus respuestas se puedan resumir en unas pocas palabras: Vive... Sé tú mismo... Goza... Ama.

Puedes temer tu propia muerte de forma negativa o usarla para ayudarte a vivir de modo positivo. Escucha al Iván Ilich de Tolstoi mientras espera al gran nivelador, contemplando un pasado completamente dominado por los demás, una vida en la que había desistido de ser dueño de sí mismo a fin de encajar en el sistema.

"¿Y si toda mi vida ha sido una equivocación qué?" Se le ocurrió que lo que antes le había parecido completamente imposible, especialmente el hecho de que no había vivido como debería haberlo hecho podría después de todo ser verdad. Se le ocurrió que sus impulsos vitales, reprimidos brutalmente por sí mismo apenas los había experimentado, podrían haber sido lo único verdadero y real de su vida, y todo lo demás falso. Y sintió que sus obligaciones profesionales y toda la organización de su vida y de su familia, todos sus intereses sociales y oficiales, todo eso podría haber sido falso. Trató de defenderse y justificarse ante sí mismo y de pronto sintió cuán débil era lo que estaba defendiendo y justificando. No había nada que defender..."

La próxima vez que tengas que decidir acerca de tu propia vida, que tengas que hacer una elección personal, hazte una pregunta muy importante:

"¿Cuanto tiempo voy a estar muerto?" Ante esa perspectiva eterna, puedes decidir ahora lo que prefieres, lo que eliges, y dejar a los que siempre estarán vivos las preocupaciones, los temores, la cuestión de si te lo puedes permitir y la culpabilidad.

Si no empiezas a actuar de esta manera, ya puedes formularte la posibilidad concreta de vivir toda tu vida tal como los demás piensan que debería ser. Ciertamente si tu estancia en la tierra es tan corta debería ser por lo menos agradable. En pocas palabras, se trata de tu vida; haz con ella lo que tú quieres.

Nota: Claramente recomiendo el libro, lo disfrute mucho.

lunes, 15 de junio de 2009

Otro lunes sin sesión

Menos mal que es feriado, no tenia ganas de ir al consultorio aunque en la semana hice unas anotaciones para hablarlo con Mariela además de anotar lo que sueño a pedido de ella.
Aproveche el feriado para continuar con las reparaciones en la casa de mi madre. Después de varias semanas ahora solo falta limpiar el polvo que provoca el lijado del enduido y luego aplicar una mano de fijador al aguarrás. Hecho eso solo hace falta pintar y listo. A mi madre le di un plazo un poco exagerado (unos 3 meses) para terminarlo solo para que no se impaciente. Si no me equivoco en 15 días el comedor queda como nuevo solo espero que no vuelva a filtrar agua. Me gusta hacer de todo, si no sería porque es más costoso me armaría una PC de cero con modding y todo.

Nota: Que feo es estar medicado, no hay nada como tener la sangre limpia.

viernes, 12 de junio de 2009

Fragmento de "Como Hacerse Rico" (D.Trump)

Manténganse alerta


En los años 80 yo volaba alto. Después de aprender de mi padre Fred, un constructor de Brooklyn y Queens, las esencias de la promoción inmobiliaria, llegué a ser uno de los grandes en Manhattan, construyendo el rascacielos Trump Tower, el Hotel Grand Hyatt, y muchos otros grandes edificios. Tenía un yate, un avión y un libro “bestseller”.

Los titulares de una revista decían: TODO LO QUE ÉL TOCA SE CONVIERTE EN ORO, y así lo creía yo. Nunca había conocido la adversidad. Pasé directamente de Warthon a la opulencia. Incluso en mercados modestos, compré propiedades baratas e hice un montón de dinero con ellas. Empecé a pensar que era algo fácil.

A finales de los 80 perdí la perspectiva. Había viajado a Europa para asistir a pases de moda, y ni siquiera miraba la ropa. Mi falta de atención estaba matando mi negocio. Entonces, el mercado inmobiliario se hundió. Debía miles de millones de dólares: 9,2 para ser exactos. Eso es nueve mil doscientos millones de dólares.
Ya he contado esta historia algunas veces antes, pero vale la pena repetirla: durante el “crash”, pasé al lado de un vagabundo en la calle y me di cuenta de que él valía 9.200 millones de dólares más que yo. Había visto un montón de amigos caer en la ruina, y nunca había vuelto a saber de ellos.
Los medios de comunicación me desayunaban todos los días. La revista Forbes, Business Week, Fortune, The Wall Street Journal, The New York Times… todos ellos publicaron grandes historias acerca de mi crisis, y parecía que un montón de gente se alegraba de ello.
Nunca olvidaré el peor momento. Eran las 3 de la madrugada. El Citybank me llamó a mi casa en el Trump Tower. Querían que fuera a sus oficinas inmediatamente para negociar nuevas condiciones con algunos bancos extranjeros (tres de los noventa y nueve bancos a los que yo debía esos miles de millones).
Es duro cuando tienes que decirle a un banquero que no puedes pagarle los intereses. Ellos no suelen ser muy amigos de esas palabras.
Una persona en Citybank me sugirió que la mejor manera de manejar esa difícil situación era que llamara personalmente a todos los bancos, y eso es exactamente lo que querían que hiciera, a las tres en punto de una fría madrugada de Enero con lluvia. A esa hora no habían taxis, por lo que caminé quince manzanas hasta el Citybank. Cuando llegué allí, estaba empapado.
Ese fue el momento más bajo. Habían treinta banqueros sentados alrededor de una gran mesa. Llamé a un banquero japonés, luego a otro austriaco, y luego a un tercer banquero de un país que no puedo recordar.

En mi libro El Arte de la Negociación, había advertido a los lectores que nunca garantizaran personalmente nada. Bien, yo no había seguido mi propio consejo. De los 9.200 millones de dólares que debía, había avalado personalmente mil millones. Era un pringado, pero un pringado con suerte, y agaché la cabeza negociando con algunos banqueros que lograron para mí un trato justo. Después de haber sido el rey de los ochenta, sobreviví a los principios de los noventa, y en la última mitad de los noventa estaba triunfando otra vez.
Pero aprendí la lección. Hoy en día trabajo igual de duro que cuando era un joven promotor en los 70.
No comentan el error que yo cometí. Manténganse alerta.

martes, 9 de junio de 2009

Fin del día

Hoy tuve un día terrible, sabía que iba a ser así y me pregunto para que la paso mal anticipadamente si luego le sumo lo del día. Al final Florencia deja de atender en sección de salud mental y se va a dedicar a hacer otras cosas dentro del hospital. Me va a pasar a otra médica, me dijo el nombre pero no lo recuerdo ahora. Ya tengo las dos recetas que me faltaban más el turno nuevo y por suerte para un lunes.
Es todo.

lunes, 8 de junio de 2009

Lunes de sesión y frío

Hoy no tuve que esperar mucho, había mucha gente pero con turno para otros profesionales. Mariela me atendió luego de pasados los 20 minutos de las diez. Le comente que me estaba cansando del tratamiento, si contamos todo el tiempo que estuve yendo resulta un año y medio. Le dije mis motivos y empezó a anotar (como lo hace normalmente). Yo estaba un poco nervioso por mañana que tengo turno con la psiquiatra y se me hace complicado ir, igual pienso que puedo cumplir con el turno es solo la molestia. Más que nada es el viaje que tengo que hacer. Mariela me noto molesto y ya me estoy pudriendo de todo, quizás sean estos días y después de mañana cuando haya concluido la charla con Florencia esté un poco más tranquilo.
Creo que Mariela pensó que estaba "caliente" por la espera, se disculpo al salir pero ya estaba de espaldas y me fui. Justamente para no esperar tanto me cambió de horario esta vez al mediodía del Lunes. Ahora por lo menos se soluciona lo de la espera.

Nota: Tengo que ser más callado, cuando hablo mi estupidez se nota mucho.

martes, 2 de junio de 2009

Otro lunes de terapia

Llegue bastante temprano, 9:30 para el turno de las 10:00 y me atendió a las 10:40 hs. En el consultorio había solo una silla la cual le cedí pero luego ella me lo dio y se sentó en un mueblecito. Como a veces quitan asientos de los consultorios para atender a más de una persona pues a la que entre le faltaba uno. Hablamos poco, de cómo me sentía, lo que venía haciendo en la semana y como me estaba afectando el entorno. Como siempre Mariela toma nota en las sesiones y nos saludamos hasta el otro lunes. Fue una sesión corta y como no tenía muchas cosas para decirle quedo en eso, algo que me pasa en la semana es que se me ocurren cosas para charlar con ella pero cuando entro al consultorio me las olvido no logro recordarlas me dijo que lo anote lo mismo pensé pero se me pasan por alto.

Fue un Lunes muy frío, en esta etapa del otoño se siento como invierno.

Otro tema, es una pena que el hardware quede obsoleto. Mi PC funciona tan bien pero es aproximadamente 10 veces menos potente que los procesadores actuales hasta los nuevos sistemas piden mejor equipo para funcionar (solo para funcionar). El Win XP esta tan viejito y sigue andando muy bien lamentablemente quiera o no voy a tener que reemplazar la computadora eso tiene que pasar. Me queda como consuelo que nunca me falló, solo el teclado, el monitor, el mouse, la lectora de DVD y los sistemas operativos pero esa es otra historia. El Motherboard funciona de maravillas como el procesador, las memorias y el disco rígido o sea lo más importante.

Hoy hizo un frío de morirse.